06-12-18 |

Polémica entre las autoridades y personalidades de la cultura

Comentarios

0

El decreto 349 crea un cuerpo de inspectores y establece multas. Las protestas de los artistas cubanos obligaron a atenuar sus alcances.

 

Luego de semanas de polémicas y quejas de artistas, entre ellos el músico Silvio Rodríguez y la plástica Tania Bruguera, el gobierno de Cuba decidió suavizar el decreto 349 que regirá desde el próximo 7 de diciembre. Así lo confirmó a la agencia AP el viceministro de Cultura cubano, Fernando Rojas, quien dijo que “no hubo una explicación previa de la intención de esta normativa y esa es una de las causas de la polémica que se ha despertado, no se explicó cuáles eran las bases de este decreto”. El cuestionado Decreto 349 de Contravenciones en Materia de Política Cultural crea un cuerpo de inspectores con amplios poderes para cerrar espectáculos y exposiciones, supuestamente por violar los valores del socialismo en Cuba. Establece 19 infracciones graves, entre ellas la difusión de contenidos audiovisuales o culturales violentos, pornográficos, discriminatorios u ofensivos hacia los símbolos patrios. El decreto obliga a los artistas a pertenecer a instituciones del Estado, donde deberán pedir permiso para actuar, exponer o comercializar sus obras. Por las posibles infracciones habrá multas, confiscación de instrumentos, cancelación de espectáculos y suspensión de las licencias habilitantes de las salas o teatros cuestionados. Varias salas alternativas nacieron en los últimos tiempos del gobierno de Raúl Castro, que impulsó cierta apertura.
Sin embargo, el viceministro Rojas explicó a AP que ahora habrá regulaciones anexas al Decreto 349, para suavizarlo. Quedarán más claras las funciones del cuerpo de inspectores del Ministerio de Cultura y se dejará constancia de que Cuba no quiere afectar la libertad creativa. Rojas encabeza un grupo de trabajo que elaboró las nuevas regulaciones y se ha reunido con muchos artistas.
El músico Silvio Rodríguez dijo en su blog personal “Segunda Cita” que este decreto “fue algo que le pusieron delante a nuestro presidente Miguel Díaz Canel para que lo firmara, sin haber sido discutido entre los artistas”. Rodríguez advirtió que el decreto “fue algo cocinado entre pocos”. También insistió en que “una disposición de este alcance debe tener un origen y un fin más democrático”.
El decreto fue firmado por Díaz Canel el 20 de abril de 2018 luego de asumir su cargo presidencial. El viceministro Rojas dijo que “hay que utilizar para el provecho de la cultura todas las inquietudes que se han planteado”. Y agregó que las regulaciones que complementarán el decreto “empiezan diciendo tajantemente que la creación artística no es objeto de su aplicación”. En su opinión “hay grupos más interesados en dañar el país que discutir seriamente”. El 3 de diciembre, la artista plástica Tania Bruguera fue detenida por impulsar una protesta ante la sede del Ministerio de Cultura. En agosto, Amnistía Internacional denunció la detención de artistas por cuestionar el decreto.

Share This: