07-11-18 |

La CGT acordó con el Gobierno un bono de fin de año de $5.000 en dos cuotas y no irá al paro

Comentarios

0

Lo anunciaron Héctor Daer y Carlos Acuña, secretarios generales de la central obrera, tras una reunión con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.

 

 

Tras meses de negociaciones, internas, idas y vueltas, la Confederación General del Trabajo (CGT) llegó a un acuerdo con el Gobierno nacional para frenar, o al menos postergar, un nuevo paro general contra las políticas económicas de Cambiemos. Sindicalistas, empresarios y funcionarios acordaron el pago de un bono de 5.000 pesos en dos cuotas (a pagar en noviembre y enero) para compensar la pérdida de poder adquisitivo ante la inflación.

 

Así lo anunciaron Héctor Daer y Carlos Acuña, secretarios generales de la central obrera, luego de reunirse con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, según informó la agencia Télam.

 

El encuentro tuvo lugar en la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad (FATSA), en el barrio porteño de Boedo, y también participaron dirigentes la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Del lado sindical asistieron Armando Cavalieri (Comercio), Omar Maturano (La Fraternidad), Andrés Rodríguez (UPCN), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Jorge Sola (Seguros), Roberto Fernández (UTA) y Abel Frutos, entre otros.

 

“Fue una muy buena reunión, se avanzó bastante en ver la posibilidad de un bono que recomponga parcialmente el salario de los trabajadores”, indicó Gustavo Weiss, titular de la Cámara de la Construcción, quien confirmó que se tratará de dos bonos de 2.500 pesos y que se analiza la forma de implementarlo.

 

Con esta medida, quedó en suspenso la convocatoria a una nueva medida de fuerza de 36 horas luego del paro nacional convocado el 25 de septiembre pasado, que paralizó la actividad sobre todo en el Área Metropolitana de Buenos Aires por la adhesión de los gremios de transporte.

 

“Esperemos que mañana tengamos el decreto con la letra chica para analizarlo este jueves en la reunión del Consejo Directivo de la CGT”, sostuvo Daer al retirarse la reunión, según consignó la agencia Noticias Argentinas. El dirigente admitió que la CGT podría “reconsiderar su postura” si el bono tiene “carácter imperativo y universal”.

 

La medida busca compensar el retraso de los salarios, ya que los sindicatos en su mayoría firmaron paritarias por debajo del 30%, en un año en el que se espera que la inflación acumulada supere el 40%.

 

La semana pasada, el sindicato de Camioneros que conduce Hugo Moyano firmó una paritaria del 40%, mientras que Sanidad, encabezado por Daer, acordó un 45%.

 

Por esos días, el Gobierno hizo un gesto a los sindicalistas al sugerir que excluirían la obligación de los titulares de las organizaciones obreras de presentar sus declaraciones juradas en el proyecto para la Ley de Ética Pública.

Share This: