09-10-18 |

Un fastuoso campo, 26 caballos pura sangre holandeses y 74 autos de lujo: denuncian a un sindicato por malversación

Comentarios

0

El líder de la Federación de Trabajadores de Aguas y Gaseosas, Raúl Álvarez, no se encuentra entre los sindicalistas más poderosos o conocidos popularmente. Su gremio es relativamente pequeño y no supera los 50 mil afiliados. Sin embargo, el sindicato es dueño de un campo de 70 hectáreas en General Rodríguez donde cría caballos de lujo.

No se trata de cualquier tipo de caballos, sino de una raza especial proveniente de Holanda conocida como Frisón. De hecho, esta clase de animales está asociada a la realeza de los Países Bajos porque son los encargados de tirar de los carruajes en todas las ceremonias oficiales.

En la Argentina existen solo tres criadores de frisones y uno de ellos es FATAGA. Pero es la improbable relación entre el gremio y esta actividad lo que no deja de llamar la atención.

El predio de más de 70 hectáreas donde se encuentran los 26 ejemplares cuenta con caballerizas, espacios de entrenamiento y hasta una pista techada para exhibiciones internacionales. Los importantes gastos para criarlos y mantenerlos corren por cuenta del sindicato.

“Creemos que es un capricho de las autoridades”, explicó a Periodismo Para Todos la abogada Silvina Martínez, quien presentará una denuncia por administración fraudulenta de los bienes de la asociación.

Según explicó el apoderado del sindicato a la producción del programa de Lanata, los animales “son para terapias de chicos autistas”. Aunque no pudo terminar de argumentar por qué sería necesario traer animales pura raza de Holanda para esa tarea.

“Puede haber sido una excentricidad, pero no se malversó un peso de nadie”, explicó el apoderado, que también aseguró que los afiliados los pueden utilizar. No obstante, en las imágenes del informe se pudo observar con claridad que el predio no era disfrutado por los afiliados. Cada animal cuesta más de 50 mil dólares.

Pero los caballos no son la única “excentricidad” del sindicato. También tiene a su nombre 74 vehículos entre los que se destacan un Mercedes GLE 400 de más de 5 millones, una camioneta BMW X6 de más de $2.000.000, un BMW X4 de otros $2.000.000, cuatro Toyota SW4 de $1.400.000 y ocho camionetas Hilux. A pesar de su bajo perfil, Raúl Álvarez ahora deberá explicar cómo se gastan los ingresos del sindicato.

Share This: