14-05-18 |

La crisis financiera de Argentina no afectará a Bolivia asegura el ministro de Economía

Comentarios

0

Argentina, después de Brasil, es uno de los dos principales mercados de exportación de Bolivia, principalmente de gas natural.

 

 

El ministro de Economía, Mario Guillén, aseguró el miércoles que la crisis financiera en Argentina no supone un factor de riesgo para Bolivia, tomando en cuenta que los modelos económicos de ambos países tienen parámetros muy distintos.

“Nosotros estamos tranquilos, tenemos nuestro modelo económico que está estable y que ha sido elogiado en el exterior”, dijo a los periodistas.

Guillén manifestó que el modelo económico argentino priorizó el mercado externo, se abrió a la inversión extranjera, y al no generar lo suficiente devaluó su moneda que ocasionó un desequilibrio en sus valores de pago.

Argentina, después de Brasil, es uno de los dos principales mercados de exportación de Bolivia, principalmente de gas natural.

El actual contrato, vigente hasta 2026, establece que Bolivia debe enviar al menos 20 millones de metros cúbicos diarios de gas natural al mercado argentino.

No obstante, el Ministro de Economía dijo que Argentina cumple normalmente sus pagos por la compra de gas boliviano y que existe un contrato “y al final del día ellos tienen que pagar por lo que están comprando, porque eso adicionalmente ello lo venden a sus habitantes”.

 

Eficiencia de inversiones y avances en industrialización

Bolivia se propone consolidar este año su liderazgo en el crecimiento económico de Suramérica, lograr mayor eficiencia en las inversiones públicas y avanzar en la industrialización del país, afirmó hoy el ministro de Economía, Mario Guillén.

En comparecencia televisiva en el programa El Pueblo es Noticia, Guillén reconoció que en el mediano plazo hay preocupaciones en la región y el mundo respecto al crecimiento económico y la inversión privada es cautelosa.

Eso fue destacado por expertos en el recién concluido seminario internacional sobre la coyuntura regional efectuado aquí y resaltaron el papel de la inversión pública en nuestro modelo y la potenciación de la demanda interna para el crecimiento económico, afirmó.

La crisis mundial no afectó tanto a Bolivia en los últimos años como a otros países, explicó, por el peso de la inversión pública y al apostar al desarrollo del mercado interno a diferencia de los modelos que dependían de la exportación para su desarrollo económico.

La crisis actual en Argentina no debería afectar económicamente a Bolivia, y la exportación de gas a ese país no disminuirá porque la mayor parte va destinada al consumo de la población, estimó el funcionario.

La Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina (CEPAL) estima para este año un crecimiento de 4,0 por ciento del PIB para Bolivia, pero consideramos será superior por el protagonismo del Estado en la economía y la forma en que se ha manejado, subrayó.

El repunte del precio del petróleo, que está ahora alrededor de 71,40 dólares el barril beneficia los proyectos de Bolivia pues éstos fueron calculados en base a 45.50 dólares el barril, y el precio del gas está íntimamente ligado al precio del petróleo, agregó.

Algunos analistas estiman que el precio del petróleo llegue a 100 dólares el barril el 2019, lo cual sin dudas ayudará a dinamizar nuestra economía, enfatizó Guillén tras señalar que este país es hoy el segundo en la región con inflación más baja, y que se mantendrá alrededor del tres por ciento. Desestimó el cuestionamiento de los empresarios privados sobre el anunciado pago del doble aguinaldo e informó que el pasado año sus utilidades fueron de siete mil 700 millones de bolivianos (mil 106,3 millones de dólares) para un crecimiento del 20 por ciento.

El 2017 había 295 mil empresas y este año han crecido en 52 empresas cada día e igualmente sus utilidades, dijo y recalcó que la estabilidad durante este gobierno de la moneda nacional ha permitido que el 98 por ciento de los créditos actuales sean en bolivianos.

En 12 años más de tres millones de personas han pasado de pobres a clase media en Bolivia, y hemos mejorado la calidad de vida de la población bajo el principio de que crecimiento económico sin mejoras sociales no sirven, concluyó finalmente el ministro.

 

Share This: