14-05-18 |

La cosecha Olivícola rondará apenas los 45 millones de kilos

Comentarios

0

Por la vecería la cosecha quedará muy lejos de los 160 millones del año pasado. La COR alertó por el costo energético y cuestionó el cobro de impuestos y tasas municipales al sector.

 

La actual cosecha de aceitunas rondará los 45 millones de kilos y de esa manera quedará muy lejos de los 160 millones de kilos que se cosecharon el año pasado.

Se trata de un año en baja ya que la aceituna está marcada por la vecería (un año de buena producción y el siguiente de baja) por lo que los volúmenes cosechados están dentro de los márgenes que estimaba el sector.

Según informó la Cámara Olivícola Riojana (COR), la cosecha -que aún no finalizó- rondará los 30 millones de kilos para la aceituna de mesa más unos 15 millones de kilos para el caso del aceite de oliva.

“Para la campaña 2017/18 las estimaciones iniciales de cosecha rondarían las 30 mil toneladas para la aceituna de mesa y unas 15 mil toneladas para aceite de oliva. Es una cosecha marcada por la vecería (año de baja producción), característica propia de este cultivo. La cosecha aún no ha terminado pero esos son los valores que se estiman que tendrá cuando finalice”, señalaron desde la cámara empresaria.

La cuestión energética

Más allá de estos números, un tema central que preocupa al sector es el del costo de la energía eléctrica.

En este sentido, la COR alertó sobre la situación que vive el sector respecto del costo tarifario.

“Si bien el Estado provincial solventa y compensa este costo para regantes agrícolas, es un paliativo que no será sostenido indefinidamente y que logra menguar el peso del costo energético en el desarrollo de esta actividad agrícola sólo para este año”, alertaron.

La entidad recordó que la Provincia efectivizó el Beneficio Especial para Riego Agrícola en el ámbito del Fondo Compensador Tarifario para ser aplicado a los suministros encuadrados en las tarifas de riego agrícola a partir del periodo de facturación 12/2017. “A pesar de este beneficio las tarifas sufrieron un incremento promedio del 17% que impacta de lleno en la estructura de costos”, indicaron en la cámara.

Para la entidad, “el Gobierno Nacional debe reconocer las asimetrías propias de las diversas regiones del país y las desventajas inherentes de unas con respecto a otras cuando plantea y pone en marcha medidas y políticas económicas como el aumento de tarifas, costos de transporte, entre otros”.

La COR recordó que se encuentra en el Congreso de la Nación un proyecto de ley para crear un “Registro Nacional de Regantes Electrodependientes” a los cuales se les pueda reconocer y aplicar una tarifa energética diferenciada fundada en la situación particular de hacer agricultura en el desierto. “La estructura de costos la energía eléctrica representa el segundo costo después de la mano de obra. Sin embargo, este segundo lugar está supeditado a la aplicación del subsidio provincial, que de ser eliminado pasaría a ser el primer costo en el desarrollo de esta actividad agrícola”, alertaron en la entidad agrícola.

Impuestos distorsivos

En este punto la COR mostró su malestar por el pago de impuestos y tasas municipales que afrontar el sector ya que consideró que estos costos impositivos “tienen carácter distorsivo”. “Hay un carácter distorsivo de los impuestos y tasas municipales que se suman en las facturas de energía eléctrica para los regantes agrícolas. La mayor parte de los establecimientos agrícolas se encuentran en zonas no urbanas, por lo cual es inexistente el servicio del municipio como alumbrado público, barrido y limpieza. Distorsiones e incoherencias que deben pagarse por servicios inexistentes”, se quejaron desde la cámara empresaria.
La entidad destacó que esta situación se verifica particularmente en el departamento Arauco, donde los establecimientos olivícolas se ubican en plena zona rural por lo que no correspondería el pago de una tasa de alumbrado, barrido y limpieza.

 

Share This: