11-04-18 |

Plan Estratégico de Salud: “Estos programas ya estuvieron en los ´90 y nos fue mal”

Comentarios

0

El Dr. Víctor Aramayo en charla con LEA

 

 

El Dr. Víctor Aramayo, Secretario General de la Asociación de Profesionales Universitarios de la Administración Pública (APUAP), explicó los aspectos que se necesitan incluir en el Plan Estratégico de Salud, manifestó su postura sobre la aplicación de la Cobertura Universal de Salud (CUS) y el costo económico para la población por la atención que requiera en el sistema de atención. Asimismo consideró que la presentación de este plan es parte del Marketing Sanitario que propone el Ministro Bouhid.

 

En la carta abierta enviada el Ministro Bouhid Ud. menciona varios aspectos que se debieran incluirse dentro del Plan Estratégico de Salud: ¿Cuáles son estos puntos importantes que tendrían que estar planteados en el plan presentado?

Cabe repetir lo que dijimos en la carta al Ministro de Salud, aún el más modesto de los planes de salud, aquí y en cualquier parte del mundo, tiene que partir de identificar claramente cuál es la situación de vida de la gente, conocer en qué trabaja, si trabaja o no, cómo impacta su trabajo en la vida de la gente, en qué medio ambiente vive, si tiene casa o no, si vive en un asentamiento, ésto como primer diagnóstico para orientar la futura programación. A partir de allí, hay otros determinantes de la salud que van a incidir en el tiempo, me refiero con esto a que hay que realizar un relevamiento en el medio ambiente que las personas, cómo los mismos desarrollan sus vidas y sus trabajos. Hay que también relevar de otros organismos del estado otro tipo de información, entre ellos es importante conocer cuál es el grado de instrucción que tienen los distintos sectores de la comunidad según su franja etarea, también debemos recopilar datos sobre el manejo de la basura y sobre de las excretas en el interior de la provincia y capital. A partir de todo lo recopilado se podrá realizar un perfil epidemiológico, luego determinar cuáles son las enfermedades prevalentes, de esa manera se podrá conocer en qué situación vive la población, a su vez, podremos indagar en cuáles son las necesidades básicas insatisfechas, también podremos saber de qué se está enfermando y así mismo que enfermedades le provocan la muerte.

¿Cree que el Plan Estratégico de Salud va en consonancia con las necesidades de los jujeños?

Nosotros creemos, con todo respecto, que se ha lanzado un plan de forma apresurada e improvisada, sin haber realizado todo lo que ya he mencionado que me parece vital obtener una información de esa índole, se llevó adelante sin haber siquiera consultado con quienes a quienes son los efectores directos del acto sanitario. Esta acción la concretan todos aquellos que conforman el equipo de salud, desde la persona que abre la puerta del centro de salud, el área de limpieza, los administrativos, los agentes sanitarios, enfermeros, enfermeras, siguiendo con los técnicos y concluyendo con profesionales que conforman parte del equipo, los integrantes no son más ni menos, son un conjunto de piezas que se ensamblan para trabajar por un objetivo. Este plan fue lanzado y se va corrigiendo sobre la marcha, es lo que vemos por ejemplo en el Polo de atención Sur y Norte, donde la gente se ve en dificultades para poder recibir la atención, está buscando quién lo va a atender, donde lo hará, los médicos no cuentan con la historia clínica, no tienen el consultorio apropiado ni el instrumental. Insisto, lo que primero se debería haber hecho es interactuar con los integrantes de los equipos de salud, aunque esto llevase más tiempo, es imprescindible haber tenido un diálogo previo con ellos para definir lo que se iba a llevar a cabo.

¿Por qué considera que el lanzamiento del Plan es Marketing Sanitario?

Si yo le presento a la población de que estoy cambiando el perfil sanitario de Jujuy porque solamente  voy a realizar una o dos operaciones en San Pedro de Jujuy, en Libertador Gral. San Martin ó tal vez en Susques no estaríamos haciendo sanitarismo en el amplio sentido de la palabra, lo que estoy haciendo es vender mi producto, estoy haciendo en este caso una propuesta de marketing de un Plan Estratégico de Salud. Hoy el estado sanitario de la provincia no es muy bueno, hay indicadores que así lo demuestran, tal es el caso de la Tuberculosis, que es la enfermedad paradigmática de la pobreza, de las malas condiciones ambientales, es la enfermedad social por excelencia, con más de 400 casos nuevos por año y una tasa de 55,5 por 100.000 con formas graves en niños como no ocurría desde hace 17 años.

¿Tuvo la oportunidad de manifestarle al Ministro de Salud o a su equipo técnico su postura sobre el plan?

Nosotros mantuvimos una reunión el 12 de Marzo, digo nosotros, porque fuimos tres los profesionales que nos presentamos en el Ministerio, fueron citados los dos delegados de nuestro gremio del Hospital de Maimará, el Dr.  Rubén Alberto Landaita y la Lic. Marina Ariza, por un episodio sucedido allí, donde personal médico, administrativo y técnico con acompañamiento de la comunidad manifestaron su descontento con las modificaciones que expresaron verbalmente que se iban a realizar en el establecimiento de salud. Así fue que se produjo el encuentro, donde dijimos que tenemos otra visión de salud pública, que es contrapuesta a lo que ellos están buscando aplicar, entre ellos la CUS, la Cobertura Universal de Salud, que pretende dar accesibilidad a toda la gente al sistema de salud y crear una cobertura nacional, el cual estará dirigido a aquella población que no tiene ningún tipo de cobertura sanitaria, donde se gestionará una credencial, una tarjeta dirigida para pobres. Disentimos ampliamente con esta propuesta, nosotros pensamos que el derecho a la salud es un derecho humano inalienable y los estados nacionales, provinciales y municipales deben garantizarlo. Porque para ello la población paga sus impuestos, nosotros somos el país con las tasas más elevadas, se contribuye con el IVA principalmente, por otro lado los que tienen trabajo realizan un aporte con su salario, asimismo terminamos aportando desde nuestro bolsillo propio, pagando un coseguro y todo aquello que no cubre la obra social, incluyendo los gastos que se necesite para recuperar la salud.

¿Para Ud. por qué no debe ser arancelada la Salud Pública?

Porque entendemos que es un derecho humano y que debe ser el rol del estado garantizar la atención hacia toda la población. En el nuevo plan de salud vemos muchas coincidencias con el documento emitido por el Banco Mundial, que se denominaba “Informe sobre el desarrollo Mundial de la Salud 1993. Invertir en Salud. Indicadores del desarrollo mundial” donde establece que si una persona se enferma es culpa de ellos y de la familia, no parten de que es una responsabilidad del Estado, no ubica a la atención de la salud como un derecho humano, la concepción que ellos es considerarla como un acto comercial, es ese el pensamiento del neoliberalismo. Para los tecnócratas del Banco Mundial, toda transacción social debe estar legitimada por el dinero. La única paga que recibimos por la atención son las muchas gracias y con eso está legitimada la tarea de todo el equipo médico.

¿Cuál sería el camino para ir gestando un nuevo sistema de salud?

Hay que recuperar a Don Ramón Carrillo, el padre de la Medicina Social en la Argentina, hay que recuperar a Carlos Alvarado quién puso la piedra fundamental para desarrollar el generoso sistema de salud que tenemos hasta el día de hoy, que con todos sus defectos y sus “rengueras” funciona hasta la actualidad. Como decía Rudolf Virchow, médico alemán, considerado como uno de los precursores de la medicina social, la medicina es una ciencia social y la política no era más que medicina a gran escala, expreso esto para que se comprenda de donde uno practica su profesión y desde donde ejerzo el cuidado de la salud.

 ¿Están dispuesto desde Apuap a contribuir en la construcción del Plan?

Estamos abiertos al debate, podemos cometer equivocaciones durante el andar de este camino, pero estamos tranquilo de que la experiencia nos muestra cómo debemos trabajar, esto ha sido hasta ahora, tenemos un enfoque distinto sobre la elaboración de un plan de salud para la provincia, entendemos que es preciso ir garantizando los presupuestos, dándole continuidad en el tiempo. Yo que tengo algunos años, no sé si podré ver la aplicación de esta propuesta y sobre todo si podremos evaluar sus resultados, por el camino que se va, nos dirigimos a la improvisación, en una especie de etapa de ir intentado si resulta esto ó lo otro y analizando luego qué pasa. Esperamos que se efectúe una planificación más sólida y vayan volcando en ella todos los recursos, no sólo los económicos, hay que garantizar que la Provincia de Jujuy mejore su estado sanitario. Y si nos invitan con mucho gusto dialogaremos, nosotros estamos tranquilos, voy a volver a citar una frase de Rudolf Virchow, yo particularmente me siento tranquilo porque mi credo médico, por suerte, coincide con credo social y mi credo político.

 

Share This: