13-03-18 |

Ley de paridad salarial: el Gobierno evita  imponer condiciones a las empresas

Comentarios

0

El Gobierno envió ayer al mediodía un proyecto de ley que promueve la paridad salarial entre los hombres y las mujeres, aunque sin imponer obligaciones explícitas a las empresas como tampoco sanciones ante un eventual incumplimiento.

 

 

En un tono declarativo, la iniciativa establece que “en los contratos individuales, convenciones colectivas de trabajo, reglamentaciones y todo acto por el cual se fijen o estipulen salarios, se garantizará la plena observancia de la igualdad de género en la aplicación del principio constitucional de igual remuneración por igual tarea”.

Como única instancia de control, el Poder Ejecutivo dispone que “los empleadores, a nivel individual o a través de las entidades representativas de su actividad” elaboren un “código de conducta” sobre las medidas que adoptaron “para garantizar el respeto a la igualdad de género en el interior de la empresa”. Dicho código, reza la iniciativa, debe ser remitido al Ministerio de Trabajo “para su conocimiento”.

Este proyecto se diferencia de otro, más estricto, que presentó el diputado de Pro Martín Medina, quien propuso crear un “registro de empresas y organizaciones sindicales con paridad salarial”, en la Dirección Nacional de Relaciones del Trabajo del Ministerio de Trabajo. El proyecto establece que, en un plazo de un año, deban inscribirse en ese registro de manera obligatoria las empresas con más de 200 empleados y todas las organizaciones de representación sindical y empresarial. Para ser parte del registro, las compañías deberán demostrar su adecuación a la ley.

Asimismo, el diputado Medina propone que “aquella persona que creyera o tuviera la certeza de sufrir desigualdad salarial frente a un par por igual tarea en la remuneración básica del puesto”, podrá “solicitar al empleador verificar dicha información tomando vista de los recibos de liquidación de haberes de la empresa”.

En materia de licencias el proyecto del Poder Ejecutivo es más taxativo. Establece el trabajador cualquiera sea su género gozará de 15 días corridos por nacimiento o adopción de hijo, y ésta podrá extenderse por 10 días más en caso de nacimiento o adopción múltiple. “Estos plazos aplicarán tanto para el trabajador como para la trabajadora que no haya gestado al hijo”, establece.

Se amplía la licencia por fallecimiento de hijo de tres a 10 días corridos y se incorporan licencias por “someterse a técnicas y procedimientos de reproducción asistida” (cinco días corridos por año) y por violencia de género (10 días corridos por año), entre otras.

También se modifica el inciso “a” del artículo 183 de la Ley 20.744, en lo que concierne a la reincorporación de la mujer trabajadora que fue madre. “Reincorporarse a su puesto en las mismas condiciones que lo venía haciendo o reintegrarse en otro cargo o empleo de igual categoría con una reducción de la jornada normal de trabajo y en la misma proporción de su remuneración, en ambos casos, de común acuerdo con su empleador y por un plazo no superior a los seis meses”, expresa el nuevo texto.

Share This: