13-03-18 |

Asediado por el déficit, Morales no logra convencer a los docentes, con una oferta sin cláusula gatillo

Comentarios

0

Lejos del discurso de disciplina fiscal que promueve Mauricio Macri, Gerardo Morales, no logra domar la crisis económica que atraviesa la provincia. Jujuy es una de las tres provincias con más déficit fiscal, pese a que es de las que más aportes nacionales recibe.

 

 

Lejos del discurso de disciplina fiscal que promueve Mauricio Macri, Gerardo Morales, no logra domar la crisis económica que atraviesa la provincia y le ofreció un aumento salarial del 5 por ciento a los docentes.

El dirigente radical se enfrenta a un previsible conflicto gremial con los maestros y el resto de los estatales con su propuesta de una suba del 5% sin cláusula gatillo, un tercio de lo que trata de imponer la Casa Rosada. Por supuesto, los sindicatos la calificaron de “miserable” y la semana pasada ya hubo 48 horas de paro en las escuelas.

Ante el rechazo, Morales “mejoró” la oferta e incorporó una suba fija de entre 100 y 1000 pesos, y algunas mejoras en el incentivo docente (200 pesos más) y la antigüedad. Pero los gremios reclaman entre 30 y 40 por ciento para recuperar lo que perdieron en 2017.

En el gabinete de Morales aseguran que la oferta es “a cuenta” de una nueva negociación a la que convocarían en la segunda parte del año. La semana pasada, la mayor parte de los gremios docentes se negaron a sentarse a negociar con el Gobierno, luego de que dictaran una conciliación obligatoria.

El conflicto ya empieza a extenderse a otros sectores. Los municipales, que lidera Carlos “Perro” Santillán, también acaban de rechazar una convocatoria oficial. “Creo que es poco serio por parte del gobierno llamarnos a nosotros discutir una forma organizativa para discutir paritarias y no cerrar las paritarias del año pasado”, sostuvo en relación a la negociación de 2017, debido a que pretenden que le reconozcan la pérdida de poder adquisitivo.

El problema de Morales es que lejos de encarar un ajuste fiscal fuerte (como Nación le impuso a provincias opositoras como Santa Cruz) intentó mantener a flote la situación con medidas gradualistas y dependiendo de los fondos que le manda la Rosada.

Según un reciente informe del Instituto del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), Jujuy es una de las provincia con mayor déficit fiscal, que roza el 18%. Además, es una de las que acumula más stock de deuda sobre ingresos: 59%.

En palabras de Morales, la provincia tiene un déficit mensual de 200 millones de pesos (por el que culpa a la “pesada herencia” del peronismo) y una deuda de casi 16 mil millones de pesos. La provincia tiene 85 mil empleados públicos, sobre algo más 700 mil habitantes

El ministro de Gobierno y Justicia de Jujuy, Agustín Perassi, admitió este lunes que Morales podría aplicar una reducción en el número de cargos que tiene la provincia, en línea con las medidas de Macri. “Hay algunas medidas pendientes como el tema de las jubilaciones, la reducción de personal estatal a través de las jubilaciones, eso sería un aporte importante para la reducción del déficit”, dijo el funcionario.

Como sea, el agujero económico de Jujuy se da a pesar de que es una de las provincias más beneficiadas por el giro de fondos nacionales. Según La Nación, entre diciembre de 2015 y diciembre de 2017 Morales fue el tercer gobernador en cantidad de ATN.

 

Hoy a  las 16 continuará la reunión paritaria

La negociación salarial que lleva adelante el Gobierno provincial a través de los ministerios de Trabajo y de Educación con los distintos gremios docentes, pasó a cuarto intermedio para hoy a las 16 pasó

Si bien ayer no hubo ofrecimientos, los docentes esperan que en la reunión de hoy se materialice, según lo expresado por el titular de Cedems, Ricardo Ajalla, quien estuvo acompañado por los principales referentes de los gremios Adep, Amet, UDA, y Asdea. Además de funcionarios y titulares de las carteras de Educación y Trabajo de Jujuy, encabezados por los ministros Isolda Calsina y Jorge Cabana Fusz respectivamente.

Ajalla expresó que esperan “alguna oferta”

“Las expectativas las seguimos manteniendo porque es lo que manifestó la asamblea”, argumentó el secretario general de Cedems. En ese sentido, cabe recordar que la asamblea pidió un 40% de aumento.  Aunque del encuentro paritario de ayer “salió el pago por título para ver otra forma de mejora salarial”, y la cobertura del “abono para aquellos docentes que tienen distancia mayor a 60 kilómetros”.

Respecto a posibles medidas de fuerza, Ajalla afirmó que una medida de fuerza se iba a llevar adelante en consonancia con todos los gremios docentes de la provincia, como así también de Ctera o el Frente Amplio Gremial.

“Nosotros consideramos que un 15% es insuficiente, y tenemos que hacer un análisis de lo que se puede obtener”, argumentó el dirigente. Al tiempo que aclararon que los funcionarios “manifestaron que nos sentemos a dialogar en junio para que el aumento impacte en el aguinaldo”.

Por su parte, Darío Aban, secretario general de ADEP señaló que la reunión se basó en dos tramos diferentes. En un primer momento los referentes Trabajo y Educación fijaron posición respecto a las medidas que adoptaron los gremios respecto a la conciliación obligatoria.

Por otro lado, estuvo el tema salarial donde no hubo otro ofrecimiento formal sobre lo que ya se conoce.

Entonces, se decidió pasar a un cuarto intermedio donde se va a seguir evaluando este tema, específicamente la contrapuesta que había realizado AMET en la anterior reunión.

Share This: