12-03-18 |

Detenidos nueve militares acusados de rebelión y traición a la patria en Venezuela

Comentarios

0

El Tribunal Tercero Militar de Caracas ordenó la detención de nueve miembros activos del Ejército venezolano bajo los cargos de «traición a la patria, instigación a la rebelión y contra el decoro militar», que presuntamente forman parte del «Movimiento de Transición a la Dignidad del Pueblo».

 

 

La información fue confirmada por Lilian Camejo, abogada y directora ejecutiva de la ONG Justicia Venezolana, y del también abogado Alfredo Romero, director de la ONG foro Penal Venezolano. Los oficiales del Ejército fueron detenidos el 2 de marzo, junto con otros 10 militares, por agentes de la Dirección General del Contrainteligencia Militar (Dgcim). Lo que hizo el Tribunal Tercero fue celebrar la audiencia de presentación de varios oficiales y tropa profesional detenidos ese 2 de marzo en diferentes batallones del país.

La abogada Camejo en su cuenta de twitter aseguró que los oficiales del Ejército, entre ellos, seis comandantes, un primer teniente y dos sargentos del Ejército, fueron detenidos el 2 de marzo, junto con otros 10 militares, por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Se trata de los militares sargento Yuleima Medina, cuyo sitio de reclusión será el penal militar de Ramo Verde, sargento Julio Gutiérrez , enviado al penal «Deprocemil» La Pica, teniente Yeiber Ariza, teniente coronel Henry Medina enviados al penal de Santa Ana Procemil, teniente coronel Eric Peña y teniente coronel Deivis Marrero también al penal Ramo Verde, teniente coronel Juan Peña enviado al Santa Ana Procemil, Victoriano Soto al Deprocemil La Pica) e Iver Marín al Santa Ana Procemil.

La abogada Camejo resaltó que entre los 370 detenidos por razones políticas se contabilizan 82 militares, 12 efectivos policiales y 40 ciudadanos, quienes tienen más de dos años privados de libertad. El Ministerio de la Defensa no ha hecho mención a la prensa sobre la irregular detención de los oficiales ni el motivo ni circunstancias de su arresto.

Sin embargo, el movimiento opositor Soy Venezuela, que dirige la ex diputada María Corina Machado, expresó su preocupación por la detención y audiencia tribunalicia realizada en horas de la madrugada de este sábado, de forma casi secreta, contra los 9 oficiales del Ejército. «Pareciera que nos encontramos ante una nueva arremetida de detenciones políticas, que pasarán a ampliar la lista de los centenares de presos y exiliados políticos de Maduro», aseguró la organización opositora.

Igual señala que la crisis de hambre y medicinas combinada con el malestar creciente de sufrimiento ciudadano, también afecta al componente militar, porque ellos, «son ciudadanos uniformados, son parte del pueblo que sufre y padece los rigores del desastre económico e institucional que hoy sobrelleva Venezuela». Por último, señalan que «el secretismo impera y se desconoce el estado de salud y respeto a los derechos humanos, no se tiene información sobre el cumplimiento del debido proceso. Sin embargo, es conocida la arbitrariedad contumaz del régimen contra todo aquel que ose expresar crítica o descontento, por más insignificante que sea».

El senador republicano de origen cubano Marc Rubio, cercano a Donald Trump, ha instado a los militares a derrocar al “hijo de Chávez”.

La cúpula militar, comandada por Diosdado Cabello, número dos de la revolución, y por el general Vladimir Padrino López, ministro de Defensa, conforma el núcleo duro del chavismo. Generales y comandantes ocupan las carteras más importantes del Gobierno, incluso la presidencia de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y también se encargan de la importación y distribución de alimentos y productos básicos. Tienen su propio banco, su empresa petrolera militar y hasta un canal de televisión y están acusados por el Parlamento de distintos casos de corrupción. Los oficiales más conocidos figuran en la lista de sancionados por EEUU, desde el mayor general Néstor Reverol, ministro de Interior, hasta el gobernador Rodolfo Marco Torres, antiguo responsable de Alimentación.

Poco más se conoce oficialmente del operativo desplegado por la Dirección General de la Contrainteligencia Militar, encargada de vigilar estrechamente los cuarteles. “La oposición dejó de ser un problema para pasar a serlo el sector militar”, resumió a EL MUNDO Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano para las Fuerzas Armadas, quien asegura que el nivel de preocupación gubernamental es “muy alto”, ya que el mayor peligro para Maduro “viene de sus generales y almirantes”.

“Las condiciones objetivas de un golpe de estado son hoy 100 veces superiores a las del 4F”, detalló el general retirado Miguel Rodríguez Torres, quien participó en la asonada que lanzó a la fama a Hugo Chávez en 1992 y que fue su jefe de Inteligencia.

La revolución ha extremado en las últimas semanas las detenciones de militares “para mantener a la institución “sumisa y leal a la revolución, además de blindarse en el poder, según Control Ciudadano.

Share This: