09-02-18 |

Instalarán un instrumento astronómico en Paranal que permitirá buscar vida extraterrestre

Comentarios

0

Se trata de un espectrógrafo llamado Espresso, el cual sería instalado en octubre de este año en dicho observatorio ubicado a 130 kilómetros al sur de Antofagasta.

Un poderoso instrumento de exploración astronómica, será instalado en el Observatorio Paranal del Observatorio Europeo Austral (ESO), localizado a 130 kilómetros al sur de la ciudad de Antofagasta.Se trata de un espectrógrafo llamado Espresso el cual con una precisión única es capaz de detectar y analizar vida extraterrestre.Este instrumento comenzaría a funcionar en octubre de este año y se complementará con los cuatro enormes telescopios VLT (Very Large Telescope) instalados en Paranal.Según explicó a Soyantofagasta.cl, el director de la Unidad de Astronomía de la Universidad de Antofagasta, Eduardo Unda-Sanzana, Espresso es un espectrógrafo, es decir, un instrumento astronómico cuyo trabajo es descomponer la luz de las estrellas, de modo similar a como las gotas de lluvia descomponen la luz del sol y producen el arcoiris.“Al analizar esa luz descompuesta es posible determinar muchas propiedades de la estrella observada. Una de las propiedades más interesantes es si la estrella tiene movimiento radial periódico, es decir, si vemos que cada cierto tiempo oscila entre acercarse y alejarse de la Tierra. Cuando descubrimos una estrella que exhibe esa propiedad sabemos que hemos descubierto que esa estrella tiene un compañero, que no podemos ver directamente porque es muy débil, pero que induce ese movimiento a la estrella. Mientras más pequeño es el cuerpo compañero entonces más débil es ese movimiento radial y cuesta mucho detectarlo, de modo que el desafío de detectar cuerpos muy pequeños como la Tierra en torno a otras estrellas es tremendo”, explicó.Según el científico, lo interesante de Espresso es que está pensado precisamente cómo abordar ese problema. “Esto requiere resolver dos dificultades: por una parte necesitas un espectrógrafo de muy alta precisión, cuyo diseño es complejo. Espresso tiene el diseño apropiado y una ilustración clara que podemos dar es que el mejor espectrógrafo que tenemos en este momento es capaz de detectar que la estrella se mueve a una velocidad parecida a la de una persona caminando, mientras Espresso será capaz de detectar si la estrella se mueve a una velocidad parecida a la de un caracol arrastrándose. El segundo problema es dónde instalar el instrumento. La elección de hacerlo en Paranal es excelente, pues no sólo se cuenta con un cielo de calidad espectacular sino también con el conjunto de telescopios ópticos más grande del mundo. Un telescopio más grande implica que se capta más luz y entonces cualquier detección será más confiable”, precisó.Además considera que la importancia de contar con este instrumento es que nos permite avanzar en el esfuerzo de resolver a la pregunta de si estamos solos en el Universo. “La investigación científica de este tema requiere dar varios pasos con paciencia. El primero era saber si había planetas en torno a otras estrellas similares al Sol, lo cual fue respondido afirmativamente recién en 1995, acuñando el concepto de exoplanetas. El segundo es saber si algunos de esos exoplanetas son similares a la Tierra en cuanto a escala y propiedades, y recién estamos confirmando que sí, pero usando Espresso esperamos descubrir muchos casos para poder aumentar las chances de que el siguiente paso sea exitoso. El tercer paso es estudiar las atmósferas de esos exoplanetas y determinar si ellas exhiben signos de interacción con organismos vivos. Esto será posible con el telescopio E-ELT, que se construye muy cerca de Paranal y empezará a operar en 2024, pues su área colectora permitirá captar suficiente luz durante el breve paso de la atmósfera de un exoplaneta por delante de su estrella, que es el momento en que podemos hacer el análisis de su composición”, detalló.

Share This: