12-01-18 |

Peligra la atención de obras sociales en farmacias de Salta

Comentarios

0

El vicepresidente de la Cámara de Farmacias, Francisco Puló, explicó que el sector se está viendo afectado por la suba de impuestos a droguerías

Las farmacias y las droguerías en la provincia de Salta se encuentran en alerta por la suba de impuestos de ingresos brutos. El vicepresidente de la Cámara de Farmacias, Francisco Puló, explicó que el incremento no se aplicó sobre la venta minorista de medicamentos en farmacias, sino sobre la venta mayorista e incide directamente sobre las droguerías.

 

Puló señaló que las droguerías son las que abastecen a las farmacias de medicamentos en Salta, y ante esta modificación “lo que hicieron fue bajar los descuentos obviamente a las farmacias”. “Esto hace inviable a las farmacias para seguir manteniendo las obras sociales, ya que las farmacias aportan gran parte de su rentabilidad para poder atender los afiliados de las obras sociales”, manifestó.

Ayer estuvieron reunidos en Salta todos los representantes de las droguerías a nivel nacional con el Secretario de Ingresos Públicos para que se modifique la suba de impuestos. Puló sostuvo que de manera contraria las droguerías se retirarían de la provincia o las farmacias dejarían de atender a todas las obras sociales. “No tenemos salida. Estamos muy preocupados. Todo el sector está en alerta máxima. Inclusive a nivel sindical”, aseguró.

 

Los representantes sindicales de farmacias y droguerías están planteando nuevas reuniones para que se revea el aumento de las alícuotas que afectan al sector.  “Este impuesto afecta tremendamente a las droguerías que son quienes nos proveen en Salta de medicamentos y si se van las droguerías de Salta o nos dejan sin medicamentos, en Salta vamos a quedar prácticamente desabastecidos”.

 

Además, a esta situación se suma “el agravante de que las obras sociales no se han puesto al día, no se ha mejorado el sistema de pagos, están todas atrasadas y cada vez se ha puesto más dura la venta por parte de los proveedores nuestros en cuanto a plazo. Estamos comprando medicamentos plazo entre 15 y 30 días, y en una Argentina con tasas tan altas es imposible pensar en financiamiento bancario y el que entre en financiamiento bancario obviamente se funde”.

Share This: