11-01-18 |

El Gobierno planea paritarias al 15% y sacarle el ‘gatillo’ a los gremios

Comentarios

0

Como no se cumplió con la meta inflacionaria de 2017, los gremios ya pueden accionar la ‘cláusula gatillo’ y lograr compensaciones por la diferencia entre los aumentos acordados y la inflación que cerró en el orden del 24 por ciento anual.

 

El primero en solicitar el aumento extra en los salarios fue el Sindicato de Comercio y ya se preparan los docentes y bancarios, entre otros. Para este año, tras anunciar la ‘recalibración’ de las metas inflacionarias en diciembre, el Gobierno nacional planea ponerle un tope de 15% a las paritarias pero sin el beneficio de la ‘cláusula gatillo’, lo que seguramente generará un fuerte choque con el sindicalismo cuando muchos economistas ya advierten que tampoco se cumplirá con la meta inflacionaria prevista para 2018.

El Gobierno analiza nuevos términos para las paritarias 2018 que podrían provocar un fuerte enfrentamiento con los gremios, ante quienes agita un proyecto de ley para limitar sus reelecciones y cuando tenía la reforma laboral casi acordada con la CGT: un techo para las paritarias en el 15% (en consonancia con la meta inflacionaria ‘recalibrada’) y la eliminación de la ‘cláusula gatillo’, que por estos días están pidiendo los sindicatos para compensar el desfasaje en el índice de inflación.

Las novedades sobre las paritarias 201, según pudo saber Urgente24 de altas fuentes gubernamentales, coincide con declaraciones del dirigente cegetista Héctor Daer, integrante del triunvirato que conduce la central obrera, que dio por hecho que los acuerdos paritarios de este año deberán volver a contemplar la cláusula gatillo al destacar la necesidad de que los trabajadores “no pierdan ingresos ni poder adquisitivo”. Ocurre que ya muchos economistas descreen de que se pueda cumplir con la nueva meta del 15,7% de inflación anual para todo este año, como prevé el Presupuesto.

“Seguramente habrá que reivindicar una cláusula gatillo porque si el Gobierno fracasa en sus pronósticos, lo que no podemos hacer los trabajadores es perder ingresos y poder adquisitivo”, dijo Daer en una entrevista que concedió a radio El Mundo, en la que planteó que “lo que no se puede hacer en la Argentina es que caiga el poder de compra del salario porque si no vamos a seguir en un espiral descendente”.

En ese marco, sostuvo que “las metas que se propone el Gobierno” en materia de inflación “nunca las viene cumpliendo”, con lo cual -estimó- será necesaria una “cláusula gatillo” en las negociaciones salariales de este año, del mismo modo que el año pasado.

Además, indicó que si el Gobierno pretendiera “ponerle rigidez” a las negociaciones salariales, las paritarias “dejarían de tener sentido” y eso “generaría un marco de conflictividad muy grande”, con lo cual “el Gobierno también tendría que evaluar que no es bueno para un país vivir en estado de conflicto”.

“Ninguno quiere una sociedad donde la falta de armonía genere una conflictividad permanente. El Gobierno tiene que entender que si garantizó que las paritarias van a seguir funcionando, las paritarias tienen que ser paritarias y no un cepo donde el primero que no cumple es el propio Gobierno”, postuló Daer.

En este sentido, indicó que “el año pasado hablaron primero de un 17 por ciento (de inflación), luego de un 19 por ciento y a mediados de año ya era del 21 por ciento y tampoco se cumplió”.

“Se le queman los papeles de la macroeconomía y eso en ningún caso es responsabilidad del asalariado”, sostuvo Daer.

Ayer, cámaras del comercio y el gremio de los mercantiles acordaron activar la cláusula gatillo establecida en el último convenio paritario y por la cual las partes se comprometían a “establecer ajustes incrementales” si la inflación superaba un determinado nivel.

De esta manera, el sueldo de 1,2 millón de trabajadores mercantiles, el convenio más numeroso del movimiento obrero, aumentará 6% en forma adicional al 20% firmado originalmente, en tres cuotas de 2%, en los meses de enero, febrero y marzo.

Share This: