01-12-17 |

“Primero queremos que el Gobierno dé marcha atrás con los 350 despidos, luego podremos sentarnos a dialogar”

Comentarios

0

Néstor Bautista en charla con LEA

 

 

Néstor Bautista, Secretario Gremial del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio La Esperanza, explica la situación de los trabajadores que fueron despedidos luego de haberse anunciado la venta al grupo inversor colombiano Omega.

¿Cómo recibieron Uds. la noticia de la venta del Ingenio la Esperanza?

Nosotros el miércoles en horas de la mañana nos enteramos que se estaba citando a una conferencia en Casa de Gobierno para anunciar la venta del Ingenio La Esperanza y su traspaso a manos privadas, de esto el gobierno no nos había notificado, de ahí en más nosotros nos dirigimos a la fábrica para hablar con los compañeros, se acordó por asamblea tomar la fábrica porque pretendemos cuidar nuestra fuente de trabajo, permanecimos ahí y luego del mediodía las cartas de despido fueron llegando a los domicilios de los compañeros. En una asamblea realizada por la tarde se decidió seguir en la fábrica y profundizar la medida, continuamos toda la noche con la medida de fuerza, mientras tanto siguen llegando los telegramas de despidos,  por otro lado, nuestro asesor legal está trabajando para responder a la brevedad las mismas, exigiendo la pronta reincorporación de los trabajadores que fueron notificados. A primera hora del jueves realizamos nuevamente una asamblea y se determinó que íbamos a dirigirnos al edificio de Tribunales de San Pedro, apelando a la voluntad del juez Juan Pablo Calderón para que pueda intervenir, ya que es quien hoy tiene bajo su responsabilidad administrar la quiebra de la empresa.

¿Qué respuesta les brindó el Juez Calderón?

Amablemente nos recibió, le explicamos nuestra actual situación, le dejamos una copia de las cartas de despido que le habían llegado a los compañeros, que aunque el Gobierno niegue que es así, las mismas son despidos efectivamente, porque claramente dice ahí que la empresa prescinde de los servicios del trabajador. Ahí es cuando él Juez toma conocimiento real de la situación. Nosotros estamos realizando las presentaciones por las vías que corresponden.

Hace 17 años el Ingenio la Esperanza atraviesa esta compleja situación, el Gobierno ha manifestado que es insostenible continuar de esta manera ¿Uds. se consideran a favor o en contra de la venta de la empresa?

Desde el primer momento que nos enteramos de boca del mismo Gobernador, de que el Ingenio se estaba poniendo a la venta, manifestamos que no estamos en contra que un inversor privado se haga cargo para poder potencializarlo y ponerlo a la altura de otros ingenios vecinos, como el Ingenio Río Grande y Ledesma, en ese punto no estamos para nada en contra. Es más, también dijimos que cuando eso suceda seremos los primeros en ponernos a la par para trabajar, aportar nuestras ideas, nuestros conocimientos para que todo se desarrolle de la mejor manera, porque si le va bien al dueño ó inversor también nos irá muy bien a nosotros. Ahora bien, también señalamos que no vamos a resignar los puestos de trabajo y las condiciones laborales de cada uno de los compañeros, en estas cuestiones no hay negociaciones, entendemos que los trabajadores tienen sobrados derechos para exigir permanecer en el Complejo del Ingenio La Esperanza, porque fueron 17 años y algunos más para atrás de quiebra, pero también de destrato, desmanejo y sufrimiento, en los ´90 se llevaban hasta la plata de nuestros sueldos y aun así continuábamos, fuimos  los trabajadores los que mantuvimos en pie el Ingenio la Esperanza y ha sido el trabajador quien se ha preocupado durante todo este tiempo para que el Ingenio produzca y siga siendo el pulmón económico de San Pedro.

¿Cuántos empleados necesita el Ingenio La Esperanza para poder funcionar?

Necesita de todos sus trabajadores, 950 son los compañeros son los que precisamos que se queden, después de un estudio técnico se estableció que bajo ningún punto de vista la fábrica puede funcionar con 600 personas, el sentido común indica que van a necesitar la mano de obra, no entendemos como puede ser posible que hoy estén apuntando que permanezcan sólo 600 trabajadores cuando sabemos todos que se necesitan de más empleados, el numero límite para que funcione es de 1000. Pero hay una cuestión a analizar, en el año 2008 cuando se puso a la venta los pliegos a licitación por el tema de la quiebra del Ingenio se contemplaban allí 2400 puestos de trabajo y sus condiciones laborales, es decir, que el mejor oferente en la licitación se llevaba el Ingenio con esas 2400 personas. Es por ello que nosotros el viernes pasado hemos realizado una presentación con el Juez Calderón, donde le hacemos notar que es llamativo que hoy se pida a solo 600 para continuar cuando hace 9 años era otro el número. En ese entonces, el radicalismo encabezado por Gerardo Morales defendía los 2400 puestos de trabajo en el 2008, luego de unos cuantos años, cambiaron de parecer. Verdaderamente no se entiende la ecuación, en ese momento eran oposición, ahora que son Gobierno cambiaron de opinión.

¿Cómo fueron notificados los trabajadores despedidos?

Con un patrullero y una escribana se hizo la entrega de las cartas de despidos, en algunos casos fue con dos y tres móviles policiales en la puerta de los domicilios particulares, como si fueran todos verdaderos delincuentes, pero somos trabajadores. Así de esta manera se están manejando, hubiésemos querido que este fin de año sea diferente, siempre estas fechas son para nosotros momentos de lucha y pelea por conservar nuestro trabajo.

¿Se realizó un relevamiento de tus compañeros que están en edad de jubilarse, de los perfiles laborales y de la situación de cada empleado del Ingenio?

Esa es una mentira más por parte del Ministro de la Producción, en ningún momento se hizo una evaluación técnico-practica de los trabajadores dentro del Ingenio, lo que nosotros vamos viendo a medida que van llegando las cartas de despido es que esto ha sido sin un previo análisis, para mi tiraron las cartas de despido al aire y al que le toca, le toca.  Digo esto porque hay compañeros que realizan tareas complejas y hoy tienen la notificación de desvinculación en sus manos, existen otros que tienen entre 30 y 40 años de servicio y tienen toda la capacidad para poner en marcha este ingenio y hoy están despedidos. Desde la práctica misma estamos viendo que aquí no hubo ninguna previsibilidad, fue de la noche a la mañana el apuro por dejar solo 600 trabajadores para efectuar la venta y la transferencia del Ingenio a manos privadas.

¿Mantuvieron siempre el diálogo con el Gobierno de la Provincia?

Nosotros siempre intentamos mantener la mesa de diálogo abierta, cosa que el Gobierno en oportunidades nos ha cerrado, pero no obstante a eso nosotros hemos sido perseverantes y hemos ido una y mil veces, continuaremos yendo siempre con el afán de cuidar nuestros puestos laborales, el pulmón económico de la región y la fuente de ingreso de cada uno de nuestros compañeros.  El último contacto que tuvimos con personal del Ministerio de la Producción fue el Viernes 24 para definir la cuestión paritaria, este es un tema que también mantenemos en discusión, hay 23 Ingenios en el país y somos los únicos que no hemos podido arreglar nuestra condición salarial, el acuerdo venció ya en el mes de Mayo, todos sabemos que la inflación fue comiendo el bolsillo del trabajador y es lamentable decir que ni siquiera hemos tenido una contra propuesta a lo solicitado en una primera reunión en el Ministerio de Trabajo. No hemos tenido comunicación con el Gobierno hasta ahora, seguimos esperando a que nos reciban y que nos den una solución a esto, lo que hoy más nos preocupa son los despidos que hasta el momento son 350 los que fueron notificados.

¿Continuaran con las medidas de fuerzas?

Sí, aquí estaremos, lo que necesitamos primero es que el Gobierno dé marcha atrás con los 350 despidos, luego podremos sentarnos a dialogar de los otros temas, mientras permaneceremos aquí en el playón de la fábrica, porque son 350 compañeros, 350 familias y los 600 empleados que no fueron notificados están acompañando, porque esto es una gran familia, somos compañeros desde hace 20 y 30 años, pasamos más tiempo aquí que con la familia misma así que aquí gracias a Dios la solidaridad se ve y se demuestra de esta manera. Esperamos que el Gobierno nos llame al diálogo y podamos consensuar una solución.

Share This: