13-09-17 |

Corea del Norte: “Infligiremos el mayor dolor que jamás hayan conocido”

Comentarios

0

El régimen de Kim Jong-un rechazó las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad y aseguró que está dispuesto a utilizar todos sus medios contra EEUU.

 

 

La dictadura de Corea del Norte repudió ayer las sanciones impuestas el lunes por el Consejo de Seguridad de la ONU y volvió a amenazar al mundo y, en especial, a Estados Unidos, que presentó la propuesta que fue aprobada por unanimidad.

“Las próximas medidas de la RPDC (República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte) infligirán a Estados Unidos el mayor dolor que jamás hayan conocido en su historia”, advirtió el embajador norcoreano Tae Song Han ante la conferencia de desarme en Ginebra.

“La RPDC está dispuesta a hacer uso de todos los medios”, aseguró.

El diplomático norcoreano calificó las nuevas sanciones de “despiadadas”, y remarcó que su delegación “rechaza categóricamente la última resolución” del Consejo de Seguridad.

“La adopción de esta resolución (…) es una manifestación extrema de la voluntad estadounidense de eliminar a cualquier precio el sistema ideológico y social de la RPDC y sus habitantes”, agregó Tae Song Han.

Asimismo, acusó a Washington de que “en lugar de hacer un análisis racional (…) está obsesionado con el desarrollo de la fuerza nuclear de la RPDC”, y afirmó que ni “las sanciones ni las presiones impedirán a la RPDC marchar hacia adelante”.

Esta octava serie de medidas, aprobadas por China y Rusia, los apoyos más cercanos de Corea del Norte, tienen por objetivo penalizar al régimen de Kim Jong-un por su prueba nuclear del 3 de septiembre. A través de estas sanciones, cada vez más severas, la ONU espera lograr que Pyongyang negocie su programa nuclear y balístico.

Las sanciones prohíben las exportaciones textiles y restringen el suministro en petróleo y gas. Un mes atrás, la ONU adoptó otro paquete de medidas que vetaba las exportaciones norcoreanas de carbón, hierro, otros metales, pescado y mariscos, tras el lanzamiento de un misil de medio alcance que sobrevoló Japón.

 

Rusia probó un misil

El RS-24 fue lanzado desde el cosmódromo de Plesetsk, en el oeste del país, y cayó en Kamtchatka, a 5.600 kilómetros. Se trata de un ICBM de última generación que entró en servicio en 2010.

Rusia probó este martes con éxito un misil balístico intercotinental RS-24 Yars desde un silo en el cosmódromo de Plesetsk, en el oeste del país, según informó el Ministerio de Defensa.

El ICBM, como se conoce a este tipo de proyectiles por sus siglas en inglés, alcanzó con éxito su objetivo en el polígono de Kurá, en la península rusa de Kamchatka, a unos 5.600 kilómetros de distancia.

La prueba tuvo como objetivo principal comprobar la fiabilidad de un lote de misiles de clase similar (SS-27 Mod 2, según terminología de la OTAN), que son, a su vez, una versión modernizada del Tópol-M, que entró en operaciones en 2010, destacó la agencia rusa Sputnik.

Las ojivas experimentales llegaron al área designada del polígono de Kurá, en la península rusa de Kamchatka.

Todos los objetivos fueron completamente cumplidos, señaló el ministerio ruso.

El RS-24 Yars tiene un alcance de 11.000 kilómetros, lo que lo destaca por su alta maniobrabilidad, y lleva una ojiva de guiado individual y reentrada múltiple. Fue diseñado por el Instituto de Termotecnia de Moscú (MIT) en respuesta al escudo antimisiles de los Estados Unidos, según señaló Sputnik.

Share This: